Hombro doloroso

 Las lesiones del manguito rotador se dan por la debilidad del grupo muscular posterior del brazo y hombro. 

 

 Un desequilibrio muscular.   

 

 Esto hace que el hombro trabaje mal y se vaya inflamando e incluso se vayan desgarrando algunos de los tendones del grupo muscular. 

 

 Algunas veces algún pequeño traumatismo, mal movimiento, tirón puede ocasionar la lesión.  Pero la verdadera razón está en la fragilidad del grupo muscular, ocasionada por este desequilibrio muscular.

 

 Esto está muy bien explicado en el siguiente video. Te invito a verlo.

  Esto se da más en mayores de 40, porque se acentúa este desequilibrio. 

 

 Sobre todo cuando no hacemos ningún tipo de actividad física de brazos.

 

 Te mostraré algunos ejercicios que puedes hacer de forma regular en casa para prevenir esta lesión.

 

 Si ya la tienes, pues para que sigas haciendo luego de la fisioterapia.  En este caso  tu fisioterapeuta de enseñará algunos más. 

 

 Recuerda el dolor se irá llendo en la medida que equilibres los tonos musculares del grupo posterior con respecto al anterior.  Al inicio necesitarás analgésicos, pero luego ya no.  Si no lo haces, pues ninguna analgesia será suficiente.

 

Flexiona y extiende tus brazos contra la pared como en la figura. Este lo puedes hacer a diario, mantiene la tensiòn del triceps. Es el mùsculo que te permite levantar el brazo para cepillarte el pelo o sacar algo de la alacena.
Este ejercicio es muy sencillo. Lo haces en el marco de una puerta. Te dejas caer hacia adelante y luego traccionas hacia atràs.
Este ejercicio lo puedes hacer con o sin peso, como en la figura siguiente.
Aquì tienes una variante, donde mueves el brazo como péndulo de adelante hacia atràs, y en circulo como en las figuras anteriores. Puedes hacerlo con o sin peso.

 Este es un ejercicio hipotensivo.

 Otros ejercicios hipotensivos:

  • Presionar con ambos brazos el respaldo de una silla hacia abajo
  • Te paras en el marco de una puerta y con los brazos haces presión hacia afuera
  • Colocas tus brazos a los lados de una silla, y presionas hacia adentro.  Debes estar sentado en otra silla para estar a la altura.  Parado lo puedes hacer en una reja.

Los que están con mucho dolor puede comenzar con este ejercicio que muestra el video, y luego ir incorporando los otros de arriba de a poco.

Bueno, eso es todo.  Como ves, aún con medicación no te salvas de hacer ejercicio.  Y de verdad, esta lesión es muy frecuente luego de los 40.  Te aconsejo fuertemente que hagas los ejercicios de manera preventiva.  No esperes a tener la lesión.

¡Estar sano, vivir bien es mejor!

Deja un comentario