Programación positiva

Qué hacer con los pensamientos y emociones negativas.

 La vida no es fácil.   Como dice el dicho cada uno tiene su cruz.  La felicidad depende mucho de la capacidad de resiliencia.  Es decir de sanar.

 

 Algunos tienen esta capacidad de forma espontánea pero la podemos entrenar.

 El cerebro es muy influenciable.  Es decir se puede programar positivamente.  Esto nos traerá mucho beneficio a nuestra salud mental y secundariamente física.

 

 Dos pasos para programarnos positivamente:

  • Primero tengo que tomar conciencia de mis emociones.  Vivimos muy desconectados y muchas personas no son concientes de las mismas.
  • Luego, transmutar las emociones negativas a una imágen espejo positiva.

  La recomendación de estos ejercicios no descarta la posibilidad de una terapia.  Si te decides te recomiendo una terapia de tipo conductista o gestáltica.  Solo ve a psicoanálisis si te lo recomiendan en estas terapias. Tengo varios profesionales que puedo recomendarte.

 

 Ahora si,  hecha la aclaración, haz el siguiente ejercicio. 

Ejercicio de transmutación positiva.

Aquí lo tienes en pdf para descargar e imprimir:

Listado de emociones negativas

 

 Lee el listado de emociones negativas. 

 

 A medida que te identificas con una. La transmutas. Es decir escribes, literalmente escribes el opuesto positivo, no solo pensarlo, ya que es mucho más efectivo para el cerebro. 

 

 Ejemplo:
  Me siento agobiado/a.

 

 Escribes: siento que puedo tener todo bajo control.  Puedo con todo, me puedo organizar. Me siento con energía.  Y así con cada una de las que te identifiques. Hazlo periódicamente.

-Desmotivación

– Agobio

– Vacío

– Vergüenza

– Asco

– Ira

– Humillación

– Traición

– Miedo

– Temor

– Fracaso

– Soledad

– Rabia

– Rencor

– Pavor

– Preocupación

– Pereza

– Odio

– Envidia

– Desconfianza

– Infelicidad

– Inferioridad

– Destrucción

– Inseguridad

– Irritación

– Celos

– Depresión

– Abatimiento

– Desgano

– Desilusión

– Disgusto

– Dolor (emocional)

– Decepción

– Enojo

– Pesimismo

– Frustración

– Fobia

– Terquedad

– Angustia

– Necesidad

– Desamparo

– Desdicha

– Resquemor

– Desánimo

– Insatisfacción

– Desamor

– Inestabilidad

– Incomprensión

– Impotencia

– Duelo

– Estrés

– Enfado

– Engaño

– Prepotencia

– Recelo

– Menosprecio

Ejercicios de autoconocimiento.

 Hay dos posturas, la biologicista que cree que todas las enfermedades son biológicas. Ya sea genética o alguna influencia ambiental o infectológica.  Son todos aquellos que si se sienten mal y están convencidos de que hay algo mal en su cuerpo. 

 

 Están los que creen que todo es emocional.  Que si enferman es por algún determinante emocional.

 

 Yo creo que en algunos casos es una causa y en otros la otra.  Por ello como médica siempre ante un síntoma busco una causa orgánica y descartada ésta, la clasifico en dolencia y es allí donde recomiendo prestar atención a que mensaje emocional me está enviando el cuerpo a través del síntoma.

 

  Te comparto aquí un diccionario emocional.  Te recomiendo busques tu síntoma y trates de analizar si tienes esos sentimientos y si los tienes pues haz también el ejercicio de transmutación. 

 

  Presta atención y analiza el mensaje que el cuerpo a través del síntoma te envía.

Ejercicios mentales y audios de auto-hipnosis positiva

-Cuando medites, al final puedes hacer estos ejercicios mentales:

  • Imagínate lo que sigue a : «sería bonito que….»
  • Visualización creativa: fija intensiones, objetivos.
  • Re-codifícate: abre tu mente y deja que la intuición y la inspiración fluya.  Escucha y siente tus impulsos.
  • Perdona.  De esta manera encontrarás Paz interior.  Y el punto anterior fluirá en mayor medida.

 -Haz clic en el botón para ingresar a un sitio donde encontrarás muchos audios de auto-hipnosis positiva.   

 Los puedes escuchar según tu interés antes de dormir o a la siesta. 

 

 Los ejercicios mentales que te enumeré arriba también los puedes hacer a la siesta, antes de dormirte a la noche, cuando estás haciendo cola o esperando en algún lado.

 ¡Te animo a que compartas cómo te han resultado estos ejercicios!

Deja un comentario