Cuestionarios de autoevaluación clínica

  Muchas veces en las consultas los pacientes plantean problemas algo complejos.

  • Siempre me siento hinchado/a,
  • Me arde el estómago,
  • Todo me cae mal,
  • Siempre tengo diarrea,
  • Siento taquicardia,
  • Estoy siempre contracturada/o,
  • Tengo insomnio,
  • ¿No tiene una pastilla que me haga adelgazar?

  Y nos demandan que los médicos solucionemos eso con una simple pastilla.  Pocas veces es así. Pocos son los casos donde hay por ejemplo litiasis vesicular, o una verdadera arritmia cardíaca.

  La mayoría de las veces tiene que ver con nuestros hábitos alimentarios, de ejercicio o falta de él, de no saber autogestionar el estrés y pasarnos de rosca, o tener déficits nutricionales que desequilibran nuestras hormonas y neurotransmisores.  Y porque no, también somatizaciones.

  Yo me siento frustrada porque trato de explicarles pautas higiénico dietéticas que los puedan ayudar o mandarlos al psicólogo para aprender a autogestionar el estrés o canalizar mejor emociones ocultas.

  Pero, nuestros tiempos de consultas pautadas por la mayoría de las obras sociales son de 15 – 20 minutos y a veces uno no logra transmitir bien toda la idea.

  Termino pidiendo estudios y dando una pastilla que apague el incendio.  Y en realidad el paciente no quiere más que ello.  Suele no querer profundizar más allá de eso.

  Y yo me siento frustrada.  Los médicos somos obsesivos y nos gustaría llegar al fondo de la cuestión.  Y darle en le tecla.  Esa es nuestra mayor satisfacción además de ver la mejoría del paciente y sentir su reconocimiento.

  Por ello diseñé estos cuestionarios de autoevaluación clínica, a partir de ello podrás valorar como están las distintas esferas como la hepatodigestiva, emocional, hormonal y de nutrientes esenciales y recibirás una guía bien detallada de como mejorarlas.

  Se que muchos seguirán prefiriendo una pastillita que apague el incendio, pero para los que en realidad les interesa, pero no logramos cerrar los temas en las consultas por falta de tiempo, pasen.  Los espero del otro lado.

Deja un comentario